Protección de comunidades desplazadas

Cuando de violaciones de derechos humanos estamos hablando, el trabajo de protección se presenta como un eje transversal para la cooperación internacional.

Las víctimas necesitan sentirse menos vulnerables y más seguras, para poder emprender el camino de la lucha por la dignidad y por la recuperación de lo que la violencia les arrebató.

Solo la denuncia de lo ocurrido, y de lo que sigue ocurriendo, puede conducir a tal fin.

Descargar

Pero la denuncia y el alto perfil aumentan el riesgo de volver a sufrir agresiones por parte de los victimarios. Esta posibilidad es la que tiene que ser contrarrestada con un buen trabajo de protección.

Y un buen trabajo de protección, que pueda conducir al éxito en la defensa de los derechos de las víctimas, exige el uso adecuado de las mejores herramientas de las que se pueda disponer.

Presencia física permanente al lado de las víctimas, estrategia de incidencia, protección en base al Sistema Interamericano de Derechos Humanos, estrategia jurídica, redes de apoyo, visibilización y denuncia continuas, etc, son algunas de las herramientas aquí descritas. Sin duda no son las únicas. Su uso vendrá recomendado por el contexto y su buen manejo marcará la diferencia entre hacer un buen trabajo de protección en el que las víctimas se sientan seguras, o no hacerlo y exponerlas a mayores riesgos aún.

Also available in: Inglés

Deja un comentario